Para un sobreviviente de la tragedia de los Andes, "deben seguir la búsqueda con la esperanza de encontrarlos"

sobreviviente Al ex rugbier Gustavo Zerbino no le cayó bien la noticia de que se abandona el rescate de los 44 tripulantes.
El ex rugbier y médico uruguayo Gustavo Zerbino es uno de los 16 sobrevivientes de la tragedia de los Andes de 1972, en el que murieron 29 personas. Él estaba en el avión que se estrelló en la Cordillera y sabe de qué se trata resistir en condiciones extremas a la espera de un rescate.
Por eso, no le cayó bien la noticia de que la Armada dio por terminados los intentos de rescatar con vida a los 44 submarinistas del ARA San Juan. "A mí eso no me parece bien. Para mí deben continuar con la búsqueda y siempre con la esperanza de encontrarlos con vida"
"Para mí tienen que buscarlos siempre -agregó-. Si los buscan pueden encontrarlos. Pero si suspenden la búsqueda, nunca van a encontrar nada."
Zerbino, hoy padre de cuatro hijos, pasó por condiciones extremas tras la caída de su avión. Tuvo, por ejemplo, que decidir si comer o no carne humana de los fallecidos para sobrevivir.
"En nuestro caso, cuando escuchamos a través de la radio del avión que no nos iban a buscar mas fue duro. Pero visto a la distancia, fue la mejor noticia que nos dieron. Porque, si no hubiésemos escuchado eso, habríamos seguido esperando y hoy estaríamos todos muertos", recordó.
Y agregó: "En ese momento fue que nos dimos cuenta que vivir o morir dependía de nosotros. A partir de ahí empezamos a preparar expediciones que significaban trepar altas montanas y, por consiguiente, a hacernos bolsas de dormir, guantes, lentes.. en fin, diversos objetos de preparación casera para intentar salir de la Cordillera por nuestros propios medios".