Héctor Timerman no pudo viajar a EEUU porque le revocaron la visa

0928timermang El excanciller estaba a punto de subir a un avión en Ezeiza cuando le informaron que no estaba autorizado a entrar a Norteamérica. Iba a recibir un tratamiento médico.
A pesar de que el juez federal Sergio Torres lo había autorizado a salir del país para recibir un tratamiento médico en los Estados Unidos, el excanciller Héctor Timerman no pudo viajar porque le revocaron la visa. El exfuncionario se enteró de la noticia en el aeropuerto de Ezeiza, cuando estaba a punto de subir al avión.
Timerman tenía previsto tomar el vuelo de American Airlines de las 22.40 con destino a Nueva York. Sin embargo, antes de embarcar le dijeron que no podía subir porque no lo dejarían entrar. Las autoridades norteamericanas decidieron que, a pesar de tener el documento y el pasaporte en regla y una autorización judicial, no sería bienvenido en ese país.
El exfuncionario está procesado con prisión preventiva en la causa que investiga la denuncia del fiscal Alberto Nisman por encubrimiento del atentado a la AMIA, acusado de los delitos de "estorbo de un acto funcional, abuso de autoridad y encubrimiento agravado" . El juez Claudio Bonadio le otorgó el beneficio del arresto domiciliario porque está enfermo de cáncer.
Además de canciller, Timerman fue cónsul en Nueva York y embajador en Washington durante el kirchnerismo. Un dato a tener en cuenta es que poco después de su exilio en 1978, le habían dado la doble ciudadanía norteamericana. Sin embargo, tuvo que renunciar en un encendido debate en el Senado antes de ocupar ese cargo.
En 2011, mientras el exfuncionario era Ministro de Relaciones Exteriores, se desató un escándalo internacional después de que el gobierno de Cristina Kirchner incautó un avión norteamericano con armas que ingresaba al país. Se trataba de una aeronave que venía de hacer una capacitación para una fuerza de inteligencia y que, según las autoridades, tenía la autorización necesaria. El episodio generó cruces diplomáticos durante varios meses entre Timerman y el portavoz estadounidense en ese momento.
Meses atrás, el exfuncionario advirtió que podría morir antes de que termine la causa por encubrimiento a Irán y negó haber protegido a los acusados por el ataque a la AMIA. El lunes apeló ante la Cámara Federal de Casación Penal su procesamiento. Antes, tanto el juez Bonadio como la Cámara Federal Porteña rechazaron este planteo.