Se hizo taxista para buscar a su hija desaparecida hacía 24 años y la encontró

taxista Wang Mingqing la perdió de vista cuando era una nena de 3 años. Contó su historia a 17.000 pasajeros y un día ella lo llamó.
Un taxista de la ciudad china de Chengdú, capital de la provincia de Sichuan, logró encontrar a su hija, desaparecida hacía 24 años, gracias a la utilización de su taxi para difundir la historia y darla a conocer en todo el país.
En 2015, Wang Mingqing creyó que convirtiéndose en taxista iba a poder contar al mayor número posible de personas la historia de su hija, perdida en 1994, cuando sólo tenía tres años y por un descuido mientras atendía su puesto callejero de frutas y ella estaba a su lado.
Wang y su esposa pasaron años pegando carteles con la cara de su hija, en contacto con la Policía local, visitando orfanatos y hospitales e imprimiendo tarjetas para entregarles a todos los que subían a su taxi. También había ploteado el auto con la última foto que tenía de ella y los últimos datos de donde la habían visto. Pero haber contado la historia a más de 17.000 pasajeros fue lo que realmente ayudó a encontrarla.
La hija de Wang conoció el mes pasado a través de la prensa su búsqueda desde el taxi. El 16 de marzo se contactó con la Policía y, luego, llamó a su padre. El 1 de abril se realizó la prueba de ADN que confirmó que era la nena perdida hacía casi un cuarto de siglo.
La prensa china ofreció imágenes de Wang y su hija hablando emocionados a través de una aplicación. Y se espera que la familia se reúna esta semana.
¿Qué había pasado con la joven?
Según trascendió, vivió durante todos estos años con una familia adoptiva en una casa ubicada a unos 20 kilómetros de donde vivían sus padres. La versión que le dieron es que la habían encontrado al costado de una ruta en Chengdu cuando era chica.
Fuente: La Vanguardia