La policía baleada en Ituzaingó tiene "muerte cerebral": donarán sus órganos

poli baleada El estado de Lourdes Espíndola es irreversible. Su familia inició los trámites para donar sus órganos.
Lourdes Espíndola, la policía bonaerense que fue baleada mientras esperaba el colectivo para volver a su casa después de trabajar en Ituzaingó, fue diagnosticada con muerte cerebral por el personal médico del Hospital Posadas.
"Se informa que a partir de las prácticas de rigor, se ha determinado la muerte cerebral de la paciente Lourdes Espíndola de 25 años, que ingresara con herida de arma de fuego en la región supraclavicular izquierda, con lesión carotídea y traqueal", dice el comunicado distribuido por la institución médica.
Horas más tarde, se supo que su familia inició los trámites para poder donar sus órganos, ya que su estado es irreversible.
La mujer de 25 años era madre de un nene de seis años e integraba el Comando de Patrullas de Moreno.