El peso argentino volvió a ser la moneda más devaluada

pesos bajos La combinación de una inflación ascendente y una política de baja de tasas recalentaron el dólar, llevando a Argentina otra vez a diferenciarse del resto de los emergentes, ya que el peso fue la moneda que más se devaluó no sólo hoy (0,97%), sino en las últimas dos semanas (5,37%).
El Banco Central frenó la baja de tasas y ya lleva cuatro subas consecutivas, pero la depreciación del peso mayorista llegó a superar el 3% al superar los $40, sacándole ventaja claramente del resto de los emergentes, incluso más de 2 puntos por encima de Turquía.
Sucede que los inversores están saliendo de la posición de pesos y comprando dólares para cubrirse de la aceleración en la inflación: algunos operadores estiman que si la inflación de febrero se acerca al 3,5% la tasa de interés real pasará a ser negativa.

Hoy el peso sólo fue acompañado por Turquía (-0,64%), México (-0,1%), Perú (-0,09%) y el dólar de Hong Kong (-0,01%).
A favor de la competitividad argentina, el real brasileño se apreció 0,14%, aunque acumula una depreciación de 0,38% desde el 6 de febrero pasado.
El peso argentino ya había sido la moneda emergente más castigada el año pasado fruto de la combinación de las vulnerabilidades locales en un contexto de salida de capitales de los emergentes, lo que derivó en la fuerte devaluación de 2018.