Lo llamaron para decirle que tenían secuestrado al hijo y murió de un infarto

llamado La víctima tenía 93 años y vivía en Pilar. Es el quinto secuestro virtual de las últimas semanas en la zona.
Cuando el teléfono empezó a sonar Osmar Laplaca, un hombre de 93 años, respondió sin saber que ese llamado se convertiría en su peor pesadilla. Una voz de hombre que no conocía le dijo que tenía a su hijo secuestrado y entró en estado de shock. Tenía problemas cardíacos y murió poco después en el hospital de Pilar.
La entrega del dinero que le habían pedido a cambio de liberarlo nunca se llegó a concretar, porque antes el hijo, el mismo que supuestamente había sido secuestrado, llegó a su casa y lo encontró en plena crisis de nervios.
Padre e hijo vivían en distintos departamentos del complejo Bianea de la calle Chacabuco al 500. La víctima, que era dueño de una lavandería del barrio, no logró sobrevivir al miedo que le causó suponer a su hijo en peligro y murió de un infarto en el hospital.
Su caso se sumó a una seguidilla de secuestros virtuales y, según el relato de los vecinos, es una modalidad delictiva que se repite cada vez más en la zona. Un día después de la muerte de Laplaca, el lunes, consiguieron robarle todos sus ahorros a una jubilada y se convirtió en la quinta víctima de las últimas semanas, detalló Pilar a Diario.