El municipio realizo una nueva entrega de anteojos de receta

anteojosA pocos días de la finalizar el año y en continuidad de la campaña para que las personas de escasos recursos y que necesiten un anteojo puedan acceder a uno de forma gratuita, en la mañana de hoy, en Acción Social Municipal, se llevó a cabo una nueva entrega de los mismos. En la oportunidad fueron 14 los lentes entregados y se suman a los más de 6.000 durante la gestión del intendente, Gerardo Cipolini.


El acto estuvo encabezado por el secretario de Gobierno Municipal, Bruno Cipolini, el secretario de Desarrollo Humano, Luis Collavino, el responsable del Área de Discapacidad, Marcelo García y demás funcionarios municipales.
Allí Bruno Cipolini destacó el trabajo realizado por la Secretaría de Desarrollo Humano en pos de mejorar la calidad de vida de los sáenzpeñenses y remarcó el compromiso del Municipio para con los vecinos de la ciudad.
Por su parte Collavino manifestó que “el municipio suma casi 6.100 anteojos entregados en la gestión del Intendente Cipolini, para nosotros es un orgullo que nos acompañe Bruno Cipolini que es una persona que siempre estuvo inquieta por las acciones que se realizan en nuestra área”.
En el acto el Secretario de Gobierno hizo entrega de un antejo especial y de un teléfono celular de última tecnología para Lucas, un joven no vidente que al contar con un aparato de última generación podrá comunicarse con sus familiares ya que el mismo cuenta con aplicaciones que permiten a Lucas poder acceder al uso del mismo.
Cabe recordar que de los más de 6.000 anteojos entregados durante la gestión Cipolini, la mayoría son reciclados, ya que los vecinos depositan los anteojos que ya no usan en las urnas de Casa de Cultura, Acción Social, Secretaría de Economía, el Municipio y el C.I.C del barrio San Cayetano.
Por otro lado el equipo interdisciplinario de Acción Social junto a los ópticos técnicos contactólogos, que colaboran con el municipio ayudan a mejorar la salud visual de los niños que asisten a los distintos comedores y merenderos municipales. En esos lugares se realizan test, y se aplican diferentes métodos y estudios para determinar el estado de la visión de cada niño, y posteriormente tienen una cita con el oftalmólogo.